BannerFans.com
BannerFans.com
BannerFans.com

Hair

 

 

 

El hair es el elemento que ha revolucionado la pesca de la carpa, posibilitando la presentación del cebo de una manera totalmente diferente y mucho más efectiva. Su historia empieza en 1979, cuando fue concebido por Kevin Maddocks y Lenny Middelton. Antes de la aparición del hair, el cebo se montaba directamente sobre el anzuelo, que pierde capacidad de penetración en el clavado del pez. El hair permite que el cebo cuelgue del anzuelo, con lo que éste no tiene ningún elemento que moleste a la hora de clavar. En la fotografía que os mostramos, podéis ver en que consiste este sistema. El anzuelo ha sido atado al bajo de línea dejando un extremo de hilo que sobresale. En este extremo hemos hecho un lazo, al que fijaremos el cebo. En un principio, sus inventores utilizaron verdaderamente un pelo , que ataron a la curva del anzuelo. Por esta razón lo denominaron hair (pelo, en inglés).

 

 

Para el montaje del anzuelo al bajo de línea y confeccionar el hair, podemos optar por distintos tipos de nudos, pero el más usual es el llamado nudo sin nudo . Ahora vamos a preparar un bajo (así llamamos nosotros al conjunto de bajo de línea, ya preparado con el anzuelo y el hair), vamos a acercarnos a él para hacer unas cuantas fotografías que os indiquen gráficamente el proceso de elaboración de un hair con el tipo de nudo que os hemos mencionado. Podréis seguir el montaje paso a paso en la secuencia que os mostramos.Lo primero es tener todos los materiales que vamos a utilizar a mano, para no ir después buscando algo por la caja de herramientas, con el anzuelo sujeto en la boca

.

 

 

Ahora vemos como se efectúa un bucle en el extremo del hilo.  En esta ocasión estamos utilizando hilo trenzado, que es el de mayor uso para hacer montajes de bajos de línea.

 

 

Primariamente se corta el hilo, cuidando que tenga una longitud de unos 40 cm. Cuando hayamos hecho todos los nudos, la longitud total del bajo de línea será de unos 25 cm., aunque ello dependerá del tipo de nudos que utilicemos. Si os fijáis, veréis que utilizamos anzuelos con anilla. Para una mejor sujeción se pasa dos veces el hilo por la anilla y después se estira del hilo hasta que el hair tenga la longitud deseada, dependiendo del tipo de boilies que vaya a utilizar. La mejor manera de seguir con el montaje del hair es sujetando el anzuelo con las dos manos. .   

 

 

 

  

 

 

A continuación con hilo trenzado, se le dan las vueltas que sean necesarias a la pata del anzuelo, cuidando que las vueltas queden apretadas entre ellas y atrapando así el hair. Aunque podríamos continuar dando algunas vueltas más del mismo modo, nosotros preferimos dar tres o cuatro más por debajo del hair, pues así el nudo queda mejor inmovilizado. Como culminación del nudo, pasaremos el extremo del hilo por la anilla. El nudo realmente está acabado, pero para quedarnos más tranquilos le podemos aplicarle una gota de cyanocrilato para asegurar todavía más la sujeción. El nudo sin nudo es muy seguro, porque se auto-sujeta. Esto significa que cuanta más presión se ejerce sobre él, con más fuerza se sujeta al anzuelo.

Como el bajo de línea va a estar en contacto con el fondo del embalse y se expone a todo tipo de rozaduras, nosotros cubrimos la pata del anzuelo con un tubito de pvc termoreducible. Se sumerge el anzuelo unos segundos en agua hirviendo y el plástico se comprime, ciñéndose al nudo. También hay pescadores que prefieren utilizar una vaina de silicona, lo suficiente para proteger el nudo.

 

 

 

 

 

 

Éste es el montaje de hair más convencional. Hay otros sistemas más elaborados, pero quedan fuera del objetivo de este artículo. Cuando hayamos avanzado bastante y dominéis los principios básicos de nuestra técnica de pesca, volveremos a hablar de bajos y os enseñaremos algunos más complicados.

Como os hemos mencionado anteriormente, el material que más se usa para el bajo de línea es el hilo trenzado, como el Merlín (Kryston), pero también podemos utilizar monofilamentos como el fluorocarbono o trenzados más sofisticados como el snake bite , (Kryston). La elección de uno u otro viene relacionada con el comportamiento que luego va a tener el bajo de línea en el agua. En el capitulo anterior os hablábamos de los boilies convencionales y de los boilies flotantes. Haced un poco de memoria...en el primer caso el boilie reposaba en el fondo, por tanto el hilo del bajo de línea hará lo mismo. Aquí se emplea el hilo trenzado, que es muy amoldable y se adapta a las irregularidades del fondo. Si en cambio, utilizamos boilies flotantes, el bajo de línea ascenderá verticalmente hasta el boilie. En este caso podemos utilizar cualquiera de los dos filamentos, aunque las ultimas tendencias apuntan hacia el fluorocarbono, porque al tener el mismo coeficiente de refracción que el agua es prácticamente invisible sumergido en ella. Los bajos hechos con snake bite y otros tipos de trenzados son más elaborados y hablaremos de ellos en otra ocasión.

 

hilo

tipo

diámetro

resistencia

bobinas de

marcas

trenzado

multifilamento

0.18 a 0.25

11 a 18 Kg.

20 m.

Kryston (merlín, silkworm)

Fox

fluorocarbono

monofilamento

0.20 a 0.40

7 a 11 Kg.

100 m.

fox (illusion stiff link)

daiwa platil (ghost)

 

 

Con el anzuelo y el hair ya montados, solo nos queda acabar con el otro extremo del bajo de línea. Aquí tenemos varias opciones, todas con sus respectivos partidarios. Podemos anudar el bajo a una anilla, a un emerillón o a un mosquetón. A cualquiera de los tres irá fijado el resto de la línea. En nuestro caso nos hemos decidido por el conjunto mosquetón-emerillón: el primero en el bajo y el segundo en el cuerpo de línea. El nudo que empleamos para atar el mosquetón es un nudo grinner o un nudo palomar , muy sencillos de realizar y muy efectivos. Ya tenemos acabado el bajo de línea. Nosotros preparamos muchos, de distintos tipos, que llevamos adecuadamente organizados en nuestra caja de pesca. Así, cuando nos hace falta un montaje determinado, siempre lo tenemos a mano. No hay nada más fácil que insertar un boilie en el hair. Para ello utilizaremos una aguja pincha-boilies. Con ella atravesaremos el boilie y después la engancharemos la punta de la aguja al lazo del hair. Ahora pasaremos el boilie de un sitio al otro, cuidando que siempre que el hair este tenso, para facilitar la operación. Para asegurarse que el boilie no se salga, utilizaremos una pieza pequeña de plástico que llamamos stopper . Es un tope que colocamos en el lazo del hair y que apretamos contra el boilie. Si hemos hecho todo correctamente, podremos lanzar lo fuerte que queramos sin miedo a que el boilie se salga del hair.

EL ANZUELO

Los anzuelos que utilizamos son todos de anilla. Ésta es básica para el tipo de sujeción que empleamos. Además podemos encontrar anillas orientadas de tres maneras: en línea con la pata del anzuelo (la más habitual), hacia dentro y hacia fuera. Es diferente el anzuelo destinado a un montaje flotante que el que se utilizará para un montaje convencional. La pala de los primeros es más larga y la forma es diferente. Los tamaños más utilizados son el 2 y el 4.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hay marcas con mucho prestigio que fabrican anzuelos de gran calidad. Vale la pena invertir dinero en adquirir estos anzuelos, tengamos en cuenta que en nuestro deporte las picadas de grandes carpones no son muy numerosas y no vale la pena arriesgar una captura utilizando anzuelos más económicos y de peor calidad. Nosotros os podemos recomendar marcas como Nash, Fox , Kamasan , Partridge u Owner .

MOSQUETÓN Y EMERILLÓN

El mosquetón y emerillón que empleemos debe ser lo suficientemente resistente para soportar la tracción del pez, así como posibles enganches y roces con el fondo del embalse. Nosotros nos decantamos por las marcas Fox, y Nash, que son de buena calidad y los podemos encontrar fácilmente en España. Los tamaños utilizados son el nº 8 y el nº 10, que ofrecen una resistencia cercana a los 30 Kg.

 

LA LONGITUD DEL HAIR

El hair no tiene un tamaño standard. Podemos usar boilies de diversos diámetros, o montajes de varios boilies. Según sea el caso, haremos un hair de una medida u otra. Para un boilie de 20 mm., el hair medirá aproximadamente esa longitud, tomada desde la prolongación de la curva del anzuelo. Si utilizamos dos boilies de 15 mm. el hair será de 30 mm. más o menos.

Montajes

¿Os habéis preguntado si vuestra disposición del plomo es la correcta? Quizás no lo sea y cuando el pez rompe el hilo, va por ahí arrastrando el plomo hasta que se engancha en el fondo. ¡Os podéis imaginar cómo será la agonía del pez, atrapado en el corto radio de acción que le da el hilo sujeto al plomo! Está condenado a morir lentamente.

En este artículo os vamos a hablar de plomos y otros accesorios que utilizamos en nuestros montajes. Vais a aprender unos sistemas que aseguren que, aunque el pez rompa el hilo, no esté condenado a una muerte segura.

¿DE QUÉ SE TRATA?

En el transcurso de la captura del pez, éste puede liar el hilo en ramas o cualquier otro obstáculo del fondo. También puede pasar que el plomo se enganche entre algunas piedras del fondo, lo que se conoce habitualmente con la palabra enrocar . Por último, también puede darse el caso de que el hilo roce con cualquier obstáculo sumergido y se corte. Nosotros utilizamos un sistema especial para montar el plomo que permite que la línea tenga libertad en cualquiera de los casos anteriormente descritos. Así, el pez tirará del hilo y el plomo se quedará suelto en el fondo del embalse. La carpa solo arrastrará detrás de si un poco de nylon y el anzuelo enganchado a su boca, pero por poco tiempo, puesto que debido al proceso de cicatrización el propio cuerpo expulsará el anzuelo y el pez podrá hacer una vida normal. La manera de colocar el plomo, junto con los accesorios que utilizamos, recibe el nombre de montaje . Vamos a hablar de los elementos que vamos a necesitar para realizarlos.

LOS PLOMOS

Aunque hay muchos tipos de plomos, en nuestra modalidad de pesca solo se utilizan unos pocos.

Pera

Plomo con dos lados planos, que aseguran una buena disposición en el fondo en aguas con cierta corriente, impidiendo que el plomo se deslice rodando por el fondo. Respecto al lanzado es adecuado para media distancia, y no para lances largos debido a su forma poco aerodinámica. Es un plomo in-line , lo cual quiere decir que la línea pasa por dentro.

 

flatliner o torpedo

Este plomo lo podemos encontrar con cuatro lados planos o en sección cilíndrica. Por su aerodinámica es el plomo de uso generalizado para pescar a gran distancia. También es un plomo in-line .

 

 

 

bomba

Este tipo de plomo tiene las ventajas del modelo anterior, diferenciándose de éste en la manera de sujeción al montaje, pues es un plomo colgante , que se sujeta por medio de un emerillón o mosquetón. Es un plomo de sección cilíndrica.

 

 

trilobe

Muy parecido al plomo bomba, tiene tres lóbulos que impiden el movimiento del plomo en aguas con mucha corriente. Es un plomo colgante que encontraremos con pesos considerables, debido al uso que se le destina.

 

 

 

 

reloj

Los dos lados planos lo hacen adecuado para pescar en ríos con corrientes fuertes y en los que no es necesario lanzar lejos. Se trata de un plomo colgante

 

 

EL PESO

En cuanto al peso de los plomos, depende de las preferencias de cada pescador, pero podemos generalizar que los plomos de uso más común son los de 60 y 100 gr. Además de permitir un lance a considerable distancia, aseguran un correcto clavado del pez. En plomos de procedencia inglesa el peso viene expresado en onzas. Es habitual ver un número marcado en relieve en una de las caras del plomo, que indica las onzas que pesa. Debemos saber que la onza equivale a 28,7 gr. Por tanto, un plomo de 3 onzas pesa 86,1 gr.

 

EL COLOR

Otra característica interesante de los plomos es su recubrimiento. Podemos encontrar plomos del color gris original del metal, otros recubiertos por una capa plástica verde o marrón, y otros con un recubrimiento de camuflaje, simulando la textura de una piedra o de algas. Los dos últimos tipos son los de nuestra predilección, pues la capa exterior protege al plomo de golpes y arañazos y sobre todo lo camufla en el fondo del embalse. En la fotografía podéis ver dos tipos distintos de polvo de camuflaje, para recubrir nosotros mismos nuestros plomos. En un futuro articulo os explicaremos el método a seguir. Sea cual sea el modelo de plomo que utilicemos, observaremos que tengan un buen acabado, libre de aristas agudas que puedan cortarnos el hilo. Si es necesario, con una cuchilla o una lima podemos limpiarle las rebabas que pueda presentar. Una medida que se sigue en Europa es utilizar plomos de material ecológico, menos nocivos para el medio ambiente que los comunes. Los plomos pueden ser adquiridos en tiendas especializadas o bien ser fabricados por nosotros mismos por medio de moldes específicos. Lo más normal es que compremos los plomos ya hechos. Tenemos en el comercio marcas que fabrican unos plomos de buena calidad. Nosotros nos decantamos por los modelos que comercializan Productos Carperos, Fox o Korda.

 

EMERILLONES, MOSQUETONES Y PERLAS

 

En la fotografía que os mostramos podéis ver los pequeños accesorios que necesitamos para confeccionar los montajes. Tanto emerillones (también llamados perrillos) como mosquetones deben ser resistentes. En el embalaje vendrá indicada su resistencia, que no será menor de 20 Kg., y su tamaño. Nosotros utilizamos el tamaño nº 10 de Productos Carperos. Los distintos tipos de perlas que podemos necesitar vienen preparadas para los tamaños indicados y tienen utilidades variadas: proteger el nudo de la línea al emerillón, hacer de tope, enganchar el plomo, etc.

 

 

LOS ANTIENREDOS

El antienredos es un accesorio propio de la pesca moderna de la carpa. Consiste en un tubo largo de material plástico, que se coloca en la parte final del cuerpo de línea. En la fotografía que os mostramos podéis ver su disposición.

Este tubo tiene varios fines, que os enumeramos a continuación:

 

 

  1. Evita enredos al lanzar. Como los bajos de línea en hilo trenzado no son nada rígidos, tienden a enredarse con el nylon de la línea principal y con el plomo. El antienredos, al ser más grueso y rígido que el nylon evita este inconveniente. Al tensar la línea después del lance, el bajo de línea se deslizará sobre el antienredos y quedará extendido en el fondo.

  2. Cuando una carpa se siente atrapada busca el fondo del embalse y todos los obstáculos que le puedan ayudar a escaparse. El antienredos protege al nylon de rozamientos que podrían cortarlo.

  3. Un arma peligrosa para nuestro hilo es la aleta dorsal de la carpa, que posee un apéndice aserrado que corta con facilidad el nylon más grueso. En cambio, no podrá con nuestro antienredos.

  4. El antienredos también protege al pez de desescamación y de cortes peligrosos, pues el rozamiento del nylon puede causarle heridas peligrosas.

Las características de un buen antienredos deben ser:

 

  1. Tener una longitud superior al bajo de línea que utilicemos. Por ejemplo, una medida adecuada son 40 cm., aunque hay pescadores que utilizan antienredos de mayor longitud.

  2. Tener el mínimo diámetro posible, para pasar inadvertido en el fondo. Un diámetro interno de 0,5 mm. y externo de 1 mm. es el más fino que hemos podido encontrar nosotros.

  3. Color oscuro para camuflarse en el fondo. También los hay transparentes, aunque a nosotros no nos gustan tanto porque suelen tener algún reflejo que puede alertar al pez.

  4. Puede ser rígido o flexible. Nuestras preferencias van por el flexible porque se adapta mejor a las irregularidades del fondo. Así es más difícil que el pez lo detecte. En fondos con abundantes algas suele utilizarse el antienredos rígido.

EL LEADCORE " UN NUEVO CONCEPTO DE ANTIENREDOS "

En los albores de nuestra modalidad de pesca era costumbre generalizada utilizar antienredos en material plástico, tal como os hemos descrito anteriormente. Este tubo, además, podía ser flexible o rígido, siendo el primero el preferido de la mayoría de pescadores. El rígido era más difícil de guardar en nuestra caja de pesca y además solía quedarse muy corto en cuanto a longitud. Cuando no era fácil encontrar material para carpfishing a la venta, nosotros comprábamos cable eléctrico que vaciábamos de los hilos de cobre que contenía en el interior, o comprábamos tubo fino del que se utiliza para riego por goteo. De este modo obteníamos los metros necesarios de antienredos para nuestros montajes. Actualmente la situación a cambiado mucho y en cualquier comercio podéis encontrar todo tipo de material específico para carpa. En el caso de los antienredos podemos disponer de un material que ha demostrado una gran superioridad: el trenzado plomado o “lead core”.

Las ventajas de hacer un antienredos con lead core son varias:

Al tener alma de plomo tenemos un antienredos que pesa y se hunde, quedando pegado al fondo. Será más difícil que lo detecte el pez.

Es fácil de manipular y almacenar ya que se comercializa en bobinas.

Podemos realizar antienredos de hasta 1 m . de longitud si queremos, el funcionamiento será impecable.

Como se anuda a la línea principal, podemos tener varios montajes preparados en una carpeta listos para su uso.

Tiene una gran resistencia al roce y a la tracción.

Es bastante rígido, con lo que quedará bien extendido en el fondo.

Secuencia de montaje del Leadcore

 

 

 

 

 

 

Hay que comentar también los aspectos negativos: el hilo de plomo dentro del trenzado es sensible a un tirón seco, pudiendo llegar a partirse. Si ocurriese esto no estamos perdidos del todo, ya que la capa de trenzado exterior es resistente y no peligrará la captura. Por otro lado, el lead core es caro. La mayoría de marcas del sector lo comercializan en pequeñas bobinas de 20 m . Nosotros hemos conseguido trenzado plomado a un precio realmente asequible y en bobinas de mayor capacidad, concretamente 90 m . Se trata del material que utilizan para la pesca al curricán. Lo encontrareis en comercios que vendan productos para pesca en el mar. Este hilo tiene 10 m . de cada color, desde el azul hasta el rojo, pasando por todos los tonos. El motivo de esta coloración es ayudar a calcular la profundidad a la que se mueve el señuelo. No os preocupéis que debajo del agua el color no es tan importante y la carpa no va a percibir bien el tono del antienredos.

COMPORTAMIENTO DEL MONTAJE

Ahora que ya os hemos presentado a los actores principales, pasamos a analizar como puede comportarse el montaje. El pez llega, ve el cebo en el fondo y lo toma. Acto seguido ya tiene el anzuelo en la boca. Lo que pase a continuación dependerá del tipo de montaje que utilicemos:

 

  1. Montaje corredizo . El hilo se desliza totalmente libre por el montaje, no estando enganchado al plomo. El pez puede seguir su camino con el anzuelo en la boca sin haberse percatado de su existencia. El movimiento del nylon será detectado por nuestras alarmas, que nos avisarán de la picada. Lo más rápidamente posible deberemos tomar la caña y clavar firmemente al pez, pues el anzuelo apenas estará enganchado en su boca.

  2. Montaje semifijo . El hilo está sujeto al plomo, aunque no demasiado. El pez, al seguir su camino encuentra la oposición del plomo, que con su peso clava el anzuelo en la boca del pez. Éste se alarmará y emprenderá una veloz huida, dando lugar a una picada espectacular. Las alarmas sonarán y tomaremos las cañas. Daremos un pequeño cachete para asegurar más la clavada.

  3. Montaje fijo . El plomo está bien sujeto al hilo, de modo que éste no se liberará en caso de que el plomo se enganche en el fondo o en caso de que rompamos la línea. Es un montaje en desuso por los motivos que hemos explicado al inicio del artículo.

MANOS A LA OBRA

Echemos una miradita al Federpesca del mes pasado, seguro que lo tenéis a mano, y así hacemos un repasito. Hablábamos de las distintas orientaciones que tenían el plomo y el bajo de línea con respecto a la línea principal. Os mostrábamos un esquema con las distintas posibilidades de colocación, que se resumen en los tres montajes que os nombramos a continuación:

 

  1. PLOMO EN LÍNEA, BAJO DE LÍNEA TERMINAL.

  2. PLOMO COLGANTE, BAJO DE LÍNEA TERMINAL.

  3. PLOMO EN LÍNEA, BAJO DE LÍNEA COLGANTE. MONTAJE HELICOPTERO.

Vamos a verlos uno a uno, enumerando los accesorios que nos harán falta y el proceso de montaje.

PLOMO EN LÍNEA, BAJO DE LÍNEA TERMINAL.

Elementos necesarios : plomo flatliner, antienredos, neopreno cónico, emerillón nº 8 ó 10 y cabezal de goma.

Montaje : Pasamos primero el antienredos por la línea principal, después el neopreno cónico, el plomo y por ultimo el cabezal de goma. Anudamos la línea al emerillón utilizando un nudo uni o un nudo palomar (descritos en el Federpesca 56). Al otro extremo del emerillón enganchamos el bajo de línea, anudándolo a su vez, o haciendo clic con el mosquetón, método que empleamos nosotros. Este montaje se emplea en sistemas semifijos, pues el emerillón entra bastante ajustado en el cabezal de goma, que lo sujeta de manera firme al plomo. No obstante, en caso de tirón fuerte del pez, el emerillón saldría del cabezal que lo retiene y el nylon quedaría con libertad de movimiento para deslizarse a través del plomo.

Alternativas : Si en vez de cabezal de goma usamos un cilindro plástico, el emerillón entra dentro de éste pero no queda sujeto, con lo que hablaríamos de un sistema corredizo. En el comercio podemos encontrar plomos que vienen con cabezal de goma o con tubo de pvc . Así pues, decantándonos por el uso de uno u otro plomo, tendremos un montaje semifijo o corredizo. Productos Carperos comercializan unos plomos de la marca Fox , que corresponden al primer tipo, mientras que disponen de otros, de tipo flatliner, que pertenecen al segundo grupo.

PLOMO COLGANTE, BAJO DE LÍNEA TERMINAL.

Elementos necesarios : plomo bomba, antienredos, neopreno cónico, emerillón nº 8 ó 10 y perla tulipán.

Montaje : Pasamos primero el antienredos por la línea principal y después el neopreno cónico. El plomo bomba lleva un emerillón en su extremo superior, que pasaremos por la línea principal. A continuación insertamos la perla tulipán y por ultimo anudamos la línea al emerillón. Colocamos el bajo de línea igual que en el caso anterior. El montaje resultante es del tipo semifijo, debido al estrecho ajuste entre el emerillón y le perla tulipán. Opcionalmente, para evitar enredos al lanzar, podemos cubrir el emerillón del plomo con el tubito de silicona.

Alternativas : Con otros accesorios podemos diseñar un sistema corredizo. Utilizaremos un antienredos rígido, al que insertamos cerca de su extremidad inferior un perla especial, que incorpora un mosquetón. Esta perla ajusta estrechamente con el antienredos y no se mueve. A continuación añadimos una perla de goma y por ultimo el emerillón donde sujetaremos el bajo de línea.

En este caso, el plomo bomba con emerillón no es el más adecuado, pues al enganchar este último al mosquetón el conjunto será demasiado largo y hará crecer el riesgo de enredo con el bajo de línea. Podemos encontrar plomos bomba que en vez de emerillón llevan una especie de clip insertado. Esta pequeña asa será la que sujetaremos al mosquetón de la perla. En la fotografía que os mostramos podéis ver el plomo que os describimos. En este caso hemos utilizado un plomo sin recubrimiento de ningún tipo, para que podáis compararlo con los otros plomos con camuflaje o recubrimiento plástico. Seguro que ya habéis llegado a la conclusión de que estos últimos son preferibles, pues pasarán más desapercibidos en el fondo del embalse. Otra posibilidad consiste en sustituir la perla tulipán por un clip antienganche, al que se sujeta el plomo. Como el nombre indica, en caso de enganche en el fondo, el plomo se libera y recuperamos el control de la línea, pudiendo seguir la lucha con el pez. Hablaremos de este montaje y de otros sistemas de liberación de plomo en un futuro artículo.

PLOMO EN LÍNEA, BAJO DE LÍNEA COLGANTE. MONTAJE HELICOPTERO.

Elementos necesarios : plomo bomba con emerillón, antienredos, perlas helicoptero, emerillón con anilla o emerillón grande.

Montaje : Pasamos primero el antienredos por la línea. Las perlas helicóptero son dos perlas unidas, con una pequeña separación entre ellas, en la que insertaremos el emerillón que hemos hablado, bien el de anilla (metiendo la anilla entre las perlas helicóptero) o bien el emerillón grande (insertando entre las perlas uno de los extremos). Esta operación es posible debido a que podemos separar ambas perlas. Colocamos el conjunto descrito y anudamos la línea al mosquetón del plomo. Podemos cubrir la sujeción con un tubito de silicona, para evitar enredos del bajo de línea. Solo nos queda enganchar éste al emerillón dispuesto entre las dos perlas helicóptero. En el momento de lanzar, el bajo de línea irá dando vueltas sobre el eje plomo-antienredos, como si de las aspas de un helicóptero se tratase, de ahí el nombre con el que se define habitualmente este montaje.

Alternativas : Existen unas perlas helicóptero especiales, de forma cilíndrica en lugar de esférica y que llevan incorporada una pequeña asa. Así pues, podemos enganchar directamente a ella el bajo de línea. Estas perlas tienen una prolongación que nos permite el uso de un neopreno cónico para conectar con el bajo de línea.

OTROS MODELOS DE PLOMOS

En el artículo pasado os mostrábamos los plomos de uso más corriente en nuestra modalidad de pesca. Ahora veréis otros plomos para un uso más concreto y que utilizaremos en circunstancias especiales. Vais a ver que no son los plomos típicos que podéis encontrar en cualquier tienda de pesca, pero no os preocupéis, porque poco a poco estamos haciéndonos un hueco y algunas casas ya disponen de algún material. Las marcas que presentan estos accesorios en su oferta son Korda, Fox, Richworth, Gardner y Productos Carperos.

Fox feeders carpe in-line

Es un plomo con un aspecto muy característico, destacando el armazón plástico esencial para el uso al que se le destina. Así es, puesto que este plomo se utiliza conjuntamente con engodo, masilla o cualquier otro material para cebado. Para ello se envuelve el plomo con la masa, que quedará fijada gracias a las aletas del armazón plástico.

 

 

Plomo cebador, pirulí.

 

 

Richworth attracta lead

Es un plomo que se utiliza también para crear una zona de atracción en el fondo del agua. Se usa conjuntamente con unas cápsulas de pva., que se llenan de aroma con la ayuda de una jeringa. El plomo tiene una ranura donde colocamos la cápsula, que además sujetamos con una gomita. El conjunto puede parecer muy sofisticado, pero el resultado que da es muy bueno, porque permite crear una zona de atracción justo donde tenemos el anzuelo.

Spin doctor

Es un plomo fabricado por Gardner.Su utilidad es la siguiente: con el uso, lance tras lance y recogida tras recogida, el hilo dispuesto en nuestro carrete va torsionandose. Es un efecto que podemos notar simplemente con pasar el hilo entre los dedos. Podemos corregir este defecto con el uso del Spin doctor. Para ello montamos el plomo al final de nuestra línea y lanzamos lo más lejos posible, para después recoger el hilo. Tras varios lances podremos observar como el hilo está en mejor estado. ¿Cómo sucede esto? El plomo tiene dos muescas simétricas que hacen el efecto de una hélice. Al recoger el plomo, este va girando dentro del agua y desenrolla así la línea.

Plomos traseros voladores

Estos pequeños plomos se colocan en la línea justo antes del antienredos; si mantenemos la caña levantada, el hilo caerá vertical y los voladores estarán apoyados en el extremo del antienredos. Estos plomos se deslizarán por la línea en el momento del lance, alejándose un poco del montaje. Este efecto es provocado por la forma característica de estos plomitos, chatos y anchos en su parte frontal y finos en la cola, diseño que actúa como freno en el aire. ¿Qué conseguimos con estos plomos? Muy sencillo, la línea estará pegada al fondo desde el antienredos hasta donde ellos se han deslizado. El pez no tropezará con ningún hilo y no se alarmará.

Plomos traseros de línea

No hay que confundirlos con los plomos anteriores. En este caso hablamos de un plomo de alrededor de 30 gr. que tiene un clip que permite sujetarlo a la línea. Su uso es muy sencillo: una vez hemos lanzado y colocado las cañas en el soporte, enganchamos el plomo trasero, que se deslizará por la línea, hundiéndola hasta el fondo. Así, a pocos metros de la orilla ya nos aseguramos de que la línea no esté cerca de la superficie. Podremos estar tranquilos pescando, aunque nos invadan millones de surfistas y cientos de barcas se dediquen a hacer pasadas en nuestra zona de pesca.

 

 

Masilla tungsteno

No podíamos dejar de hablar de la masilla de tungsteno. Hoy por hoy es el método favorito de la mayoría de pescadores, en la realización de bajos de línea tipo pop-up. Se coloca una pequeña cantidad en al bajo de línea. ¿Dónde? A más distancia del anzuelo, más alto flotarán los boilies.

 

Fox pop-ups kwick change

Estos plomos de la firma Fox están diseñados para sustituir a la masilla de tungsteno. Se colocan en el bajo de línea y se bloquean con un pasador. Ambos se venden conjuntamente.

¿COMO PASAR EL HILO POR EL ANTIENREDOS?

Cuando utilizamos hilo de diámetro fino, puede ser una odisea pasarlo por el interior del antienredos. Lo mejor es utilizar un trenzado metálico que existe a tal fin y que podeis encontrar en cualquier tienda de pesca. Este trenzado tiene un lazo en un extremo, por el que deberéis insertar la punta del nylon. Pasáis todo el trenzado por el antienredos y después tiráis de él hasta sacar el nylon.

ORIENTACION DEL PLOMO Y DEL BAJO DE LINEA.

Las ilustraciones siguientes os muestran las diferentes posibilidades de orientación que tienen tanto el plomo como el bajo de línea, respecto a la línea principal.

El plomo puede estar en línea (1) o perpendicular (2). En el primer caso el hilo pasa por el interior del plomo y en el segundo caso el plomo cuelga del antienredos, al que está sujeto por medio de un clip, un emerillón o un mosquetón.

En cuanto al bajo de línea, puede estar en línea con el hilo principal (3), o perpendicular (4). En el primer caso el bajo de línea está sujeto al final de la línea principal por medio de un mosquetón-emerillón. El segundo caso corresponde a lo que se conoce popularmente como “montaje helicóptero”, en el que el bajo de línea está colgando desde el antienredos.

BAJAR EL ANTIENREDOS

Para evitar que el extremo superior del antienredos se levante del fondo podemos colocar un plomo de pequeño peso en esa parte del antienredos, que de esta manera se hunde, pegándose al fondo y siendo más difícil de detectar por el pez.

Presentacion del cebo 1

Los bajos de línea que preparamos para pescar la carpa, están directamente relacionados con los boilies que vamos a utilizar. A diferentes tipos de boilies, diferentes presentaciones del cebo y, por tanto, debemos adaptar nuestros bajos para que pesquen al 100% de sus posibilidades.

DIFERENTES PRESENTACIONES

Como ya sabéis, los boilies pueden ser de fondo (con densidad mayor a la del agua y que por tanto se hunden) o flotantes (que como el nombre indica tienden a subir hacia la superficie). Entre medias de ambos, podemos preparar otras presentaciones del boilie que combinan los dos comportamientos: ni flotan ni se hunden, sino que están equilibrados. A estos últimos boilies les llamamos semiflotantes o como ya hemos dicho, equilibrados. Como podéis ver en el esquema, los bajos de línea a utilizar con cada tipo de cebo, forzosamente deben ser diferentes. Vamos a centrarnos en este artículo en los boilies de fondo.

 

BOILIES DE FONDO

Estos boilies pesan y reposarán en el fondo, al lado del anzuelo, que estará plano en el suelo. Se trata de la presentación del cebo más habitual entre los pescadores que conocemos. Nos posibilita utilizar boilies de todos los tamaños, habas grandes insertadas en el hair, ristras de maíz o de chufas, etc. Es normalmente el bajo más sencillo de hacer, y digo normalmente porque algunos pescadores lo han hecho evolucionar con ideas realmente ingeniosas, como iremos viendo a lo largo del artículo.

NUDO SIN NUDO

Para anudar el anzuelo a la línea se pueden utilizar varios tipos de nudo. El más habitual es el nudo sin nudo, que además nos proporciona el hair para colocar el boilie. Otros nudos, como por ejemplo el nudo palomar, no dejan un cabo libre que se pueda utilizar como hair. Vamos a ver paso a paso como se hace el nudo sin nudo, en una versión diferente a la que os mostramos en nuestro primer artículo técnico. Para que lo veáis mejor hemos utilizado un anzuelo “tamaño familiar” y un cordel.Encontrareis en estas paginas imágenes de anzuelos montados de esta manera, podréis ver que no utilizamos vaina protectora… su uso es opcional. Daniel suele colocarla pero yo prescindo de ella. Es cuestión de gustos.

 

 

Lo que si es importante es que el nudo no pase de la proyección de la punta del anzuelo en el asta… me parece que con un dibujo lo entenderéis mejor:

La razón es la siguiente: el anzuelo debe moverse libremente en la boca del pez, girándose hacia un lado u otro respecto al eje del hair. De este modo cuando la carpa expulse el boilie de su boca, el anzuelo estará perfectamente colocado para clavar en los labios del pez, preferiblemente en el inferior. Si prolongamos el nudo más arriba de lo necesario, el anzuelo está demasiado sujeto y no gira bien para clavar.

 

TEST DE EFICACIA

Nosotros utilizamos un sencillo test para comprobar la eficacia del montaje del anzuelo. Deslizamos el bajo de línea por nuestro dedo y observamos el comportamiento del anzuelo cuando llega arriba. Es curioso ver como gira (si el montaje ha sido correcto) y se clava en el dedo, aunque subiera mal orientado.

 

 

 

 

 

 

 

Siguiendo con el tema del clavado correcto, la forma del anzuelo influye mucho, concretamente la orientación del ojal. En el comercio encontrareis anzuelos con el ojal hacia arriba, alineado con el asta, o hacia abajo. Hay que desechar los primeros, porque el ojal hacia arriba no hace pivotar correctamente el anzuelo y perdemos muchas posibles clavadas. En la imagen os mostramos los tres tipos y, también muy importante, la dirección en la que se pone el hilo por el interior del ojal. Existe un montaje de anzuelo que está especialmente pensado para facilitar el su clavado: se trata del line aligner de Jim Gibbinson. Para llevarlo a cabo, hacemos el nudo sin nudo y esta vez si que vamos a colocar una vaina de silicona encima del nudo. Con una aguja pasaremos la línea del bajo agujereando la vaina y después cortaremos ésta haciendo ángulo. En las fotos veréis el proceso de montaje. La idea es que el chaflán que presenta la vaina choca contra los labios del pez haciendo girar todo el anzuelo para que clave correctamente.

 

HAIR A MEDIDA DEL USUARIO

Otra posibilidad de montaje del anzuelo es con el hair más largo. Se utiliza cuando hay mucho pez pequeño en el agua y queremos orientar nuestra pesca hacia los ejemplares más grandes. Entonces recurrimos a boilies de incluso 30 o 40 mm., o bien dos boilies de 20 mm. Para poder utilizar indistintamente un boilie pequeño u otro más grande, tenemos varios recursos: el primero es utilizar siempre un hair largo y enrollar lo que nos sobre en el asta del anzuelo; el segundo es usar un hair variable. Yo personalmente he utilizado el primer método (y de hecho sigo haciéndolo). Como no hay nudo, el hair enrollado en el asta del anzuelo no impide que pivote para clavarse. Nuestro compañero Claude Valette es más partidario de utilizar el hair extensible. En las imágenes podéis ver los dos bajos acabados, y en el caso del hair variable os mostramos también el nudo corredizo. ¿Qué nudos utilizamos para sujetar el anzuelo? En el caso del hair enrollado en el asta, utilizamos el nudo sin nudo. En el hair extensible el nudo palomar, grinner o sangre, que podeis ver en las imágenes que os mostramos. La pregunta siguiente es: ¿Cuánto hay que acercar el boilie al anzuelo? Nosotros hemos leído de todo. Periódicamente se repiten las modas que defienden pegar el boilie a la curva del anzuelo, o bien separarlo un par de cm. Hemos hablado este tema entre los componentes de nuestro Team Webcarp y coincidimos todos en que no hay que exagerar. Un mínimo de 5mm. nos parece lo más adecuado y se mide desde la curva del anzuelo… aunque mejor si miráis el dibujo!

MATERIAL DEL HAIR

El hair en si también tiene diferentes posibilidades y hay pescadores que prefieren utilizar unos materiales u otros para confeccionarlo. Nosotros lo hacemos con la misma línea con la que anudamos el anzuelo, porque utilizamos el nudo sin nudo. Pero si utilizamos el hair extensible, podemos usar otro material. Incluso también podemos anudar el anzuelo con un nudo palomar, grinner o sangre y anudar el hair al asta del anzuelo con otro nudo. De este modo podéis utilizar hilo dental para confeccionar el hair, o un trenzado más fino que el utilizado para el bajo de línea. Así conseguiréis más movilidad del boilie. Eso si, conviene que coloquéis una vaina para ajustar la salida del hair. La casa Kryston comercializa el Snake Bite, trenzado multifibra con un recubrimiento plástico que se puede retirar. Se hace el nudo sin nudo con el hair y después éste se pela para que solo queden las fibras. El efecto conseguido es también un mayor movimiento del boilie. Y por último también podéis utilizar nylon o fluorocarbono para el hair, si os interesa que el boilie esté más sujeto con el anzuelo y no se líe con él por culpa del lanzado o de las travesuras de los cangrejos. Este caso es fácil si el material elegido para el bajo de línea es uno de estos dos indicados, pues solo tenemos que hacer el nudo sin nudo y ya está.

Presentacion del cebo 2

La finalidad de los cebos flotantes estriba en marcar la diferencia. Gracias al cebado, la carpa encontrará en el fondo del embalse un tapiz de granos o boilies. Con la presentación básica de un cebo convencional, el cebo del anzuelo será uno más entre la multitud de “compañeros”. Si presentamos el anzuelo con un cebo flotante, tenemos la certeza de que marcaremos la diferencia con el resto del cebado, lo cual puede conseguir despertar la curiosidad del pez además de que lo puede encontrar con más facilidad. No olvidemos que el bajo de línea se va a mover con la corriente de agua y con los remolinos que provocará el pez cuando pasé por las cercanías en busca alimento. Otra ventaja que encontramos con este sistema es en la pesca en fondos cenagosos o con una capa de algas. Un boilie convencional puede quedar oculto, bien porque quede hundido en el lodo o porque se meta entre las algas fuera de la vista del pez. Con un boilie flotante y un bajo adaptado, podemos conseguir que el cebo quede por encima del nivel del cieno o de la maraña de algas. Claro, a estas alturas vosotros ya sabéis que hay boilies flotantes, pero… ¿Qué pasa con los granos? ¡El maíz, los cacahuetes y las chufas no flotan! Para hacerlos flotantes la solución es utilizar unos taquitos de foam, que colocaremos al final de la ristra o incluso también entre medias, si necesitamos mayor flotabilidad.

 

 

LOS ANZUELOS

En los bajos de línea para cebos flotantes, aunque podemos utilizar anzuelos convencionales, existen unos anzuelos específicos de forma estudiada para garantizar un mejor clavado en la boca del pez. Estos anzuelos son de forma más alargada y al montarlos, como veréis a lo largo del artículo, quedan orientados con la punta hacia abajo. De esta manera están preparados para clavarse en el labio inferior de la boca de la carpa. Hay incluso anzuelos con forma angulada para este fin.

 

 

NUDOS Y NUDOS

Vamos a ver diferentes nudos para atar el anzuelo y al mismo tiempo, colocar el cebo flotante. El tan famoso “nudo sin nudo” tiene, por supuesto, su uso aquí. Podemos hacerlo con hair más o menos largo, dependiendo como ya sabemos, de lo que llevemos idea de colocar en éste. Para un boilie flotante simple, podemos utilizar un hair de 20 a 25 mm. La mayoría de los boilies flotantes que podemos encontrar en el comercio tienen 20 mm. de diámetro, con lo que será suficiente. En cambio, si queremos colocar dos boilies o bien una ristra de maíz o chufas, el hair deberá tener una longitud mayor, hasta 40 mm. incluso.

MONTAJE CON BUCLE

Ahora os mostramos un montaje más sofisticado, que hemos utilizado en bastantes ocasiones. No es un nudo complicado de hacer y permite una colocación óptima del cebo. En la secuencia fotográfica podéis ver como hacemos primero un bucle, que después aprisionamos con las vueltas del hilo sobre el asta del anzuelo. Podemos utilizar tanto monofilamentos como trenzado para realizarlo, aunque nosotros preferimos los primeros (fluorocarbono, amnesia o nylon) por la rigidez con que queda el conjunto.

 

 

 

 

 

COLOCANDO EL CEBO

Os estaréis preguntando como colocar el cebo en este tipo de montaje, porque… ¡no hay hair! No os preocupéis porque ahora os lo explicamos. El boilie flotante no conviene que sea atravesado por la aguja pinchaboilies, ya que después por el agujero entra agua y el boilie la absorbe, con el resultado de que al poco tiempo, en vez de tener un boilie flotante tenemos uno convencional que se posa en el fondo. Pero entonces, ¿cómo podemos sujetarlo al anzuelo? No, no es con cinta aislante… ¿alguna idea más? Para sujetar el boilie flotante se utiliza hilo dental o goma elástica, que rodeará el perímetro del boilie y se anudará al anzuelo, concretamente al bucle que hemos realizado con el nudo del anzuelo. Con el hilo dental recurriremos a un nudo especial para sujetar el boilie, que nos dejará dos extremos del hilo para poder anudarlo al bucle del anzuelo.

 

La goma tiene un uso más fácil, ya que la podemos colocar en el bucle mencionado aprisionándola con una vuelta sobre si misma, y ya nos queda en disposición de rodear el boilie. ¿Y si en vez de boilies queremos colocar una ristra de granos? Muy sencillo, pasaríamos la goma por el interior de lo los cebos para hacer la ristra y finalmente atravesando el taco de foam, sujetándola después con un stop. Es decir, como si fuera un hair normal. Hagamos una pausa. Hasta aquí ya sabéis como colocar los cebos en el anzuelo cuando no tenemos hair. Vamos a ver algunos nudos más, también sin hair, así que lo aprendido os va a valer también ahora.

 

 

 

MONTAJE EN “D”

El siguiente sistema es muy conocido en nuestro mundillo, se llama “D-Rig” en inglés, “systeme D” en francés y nosotros solemos llamarlo “D” a secas. Vamos a enseñaros dos variedades diferentes, la misma finalidad pero con distinto montaje. Además, podéis encontrar listos para usar anzuelos con la “D” ya hecha, con un acabado muy bueno y que os ahorrarán algunas horas de faena. En la siguiente secuencia fotográfica os mostramos la primera forma de montar los anzuelos con la “D”. Se utiliza monofilamento, habitualmente nosotros los hacemos con fluorocarbono. Se trata de dejar un “hair” largo y empezar a dar vueltas aprisionándolo. Como el asta es mas larga, hay que dar un montón de vueltas, procurad que éstas queden pegadas unas a otras. Cuando lleguemos a la altura de la punta del anzuelo (este termino lo explicamos en el nº anterior), volvemos con dos o tres vueltas rápidas hacia el ojal, por donde metemos el extremo del hilo (atención al sentido).

 

 

 

 

Con cianocrilato aseguráis las espiras del nudo; nosotros concretamente utilizamos Superglue3 en formato con pincel, que permite una aplicación óptima y además es el único que no se nos seca en la caja de pesca… Ahora colocamos una anilla en el hair y metemos éste también por el ojal, formando la “D”. Para que no se salga, quemamos con un mechero el extremo haciendo una bola. Como con todo este rollo no os habréis aclarado, mejor será que veáis las fotografías.

 

 

 

La otra forma de montar las “D” es más sofisticada y necesitaremos trenzado y amnesia. Hacemos un bucle con amnesia, en la parte superior del asta del anzuelo, cortando uno de los extremos sobrantes a ras. Lo aseguramos con cianocrilato. El otro extremo lo meteremos por el ojal del anzuelo para hacer la “D”, colocando previamente una anilla dentro. Con el trenzado hacemos un nudo sin nudo (y sin hair) aprisionando la línea en amnesia. Este trenzado también formará el bajo de línea. Solo queda quemar el extremo de amnesia que hemos colocado por el ojal, para que haga una bola y no se salga. Los cebos los colocaremos anudándolos en la anilla, que se desliza a lo largo de la “D”. ¿Cuál es el objetivo de esto? Os explicamos: una carpa novel, cuando pique es fácil que huya en estampida, pero las carpas experimentadas, cuando notan que están clavadas, intentan expulsar el boilie y con él, el anzuelo que las molesta. Con la “D”, el boilie se mueve libremente a lo largo del recorrido que tiene la anilla. El pez puede expulsar el boilie, que se irá hacia la parte posterior del anzuelo, pero éste no se moverá de donde está clavado.

 

 

 

 

 

 

 

MONTAJE “SPINNER”

 

Vamos a por otro montaje. Ahora vamos a poner una anilla en la misma asta del anzuelo, y limitaremos su recorrido con dos perlas de goma que colocaremos a sus lados, aunque la inferior es opcional, porque cumple su función el ojal del anzuelo. El principio en que se basa este sistema es el mismo que con la “D”.

 

 

 

MONTAJE DE HAIR CON ANILLA

Y por último tenemos la combinación de hair y anilla. Se trata de montar un hair con nudo sin nudo y anudarlo a la anilla, que habremos colocado en el asta del anzuelo. Así delimitaremos la posición desde la cual se separará el hair del anzuelo y además podrá deslizarse hacia atrás en el caso de que el pez quiera expulsar el boilie de su boca. En este caso el nudo sin nudo habrá que hacerlo con 4 o 5 espiras como máximo, para no ocupar mucho espacio “asta arriba”.

ARTICULAMOS EL BAJO

Se hace evidente que si utilizamos un cebo flotante, se va a llevar para arriba el anzuelo y la línea del bajo. Esto puede ser interesante en el caso de que estemos pescando con un plomo cebador. El bajo de línea, que no debería ser excesivamente largo, quedaría dispuesto exactamente arriba del cebado, en un posición optima para que el cebo sea detectado por el pez. Si no utilizamos plomo cebador, sino plomos convencionales, nos interesa que el boilie se eleve del suelo solo unos pocos cm. En este caso nos hace falta una articulación en el bajo de línea, donde pondremos un peso. Acercando o alejando éste del anzuelo, regularemos la altura a la que flotará el cebo. Con este sistema, utilizaremos línea trenzada. Evidentemente, si usáramos fluorocarbono, amnesia o nylon, no conseguiríamos ningún ángulo en el bajo de línea….¡seguiría recto! Hay más maneras de articular el bajo y que además nos van a permitir utilizar distintos tipos de líneas, os las vamos a describir a continuación.

CON ANILLAS…

Vamos a hacer un bajo de línea que sea rígido en su primera sección y flexible en la segunda. Para más sencillez, hemos llamado a las dos partes con las letras A y B, como podéis ver en el esquema. En la A utilizamos amnesia o fluorocarbono; será la parte más rígida. En la B vamos a usar hilo trenzado. Vamos a conseguir dos cosas con este tipo de bajo: la primera es que la articulación permite movilidad del anzuelo para facilitar la picada, cosa que por ejemplo no tenemos en un bajo totalmente rígido. La segunda es que en un lanzado fuerte es más difícil que se nos líe el bajo, cosa más frecuente si por ejemplo usamos un bajo enteramente de trenzado. Combinaciones posibles tenemos muchas. En la parte A siempre conviene utilizar amnesia o fluorocarbono y nunca trenzado. En cambio en la B podemos utilizar el tipo de línea que queramos. En cuanto a las anillas que hacen de bisagra, tenemos varias opciones a elegir; anilla doble, anilla sencilla circular o elíptica, llavero y anilla para poder intercambiar la parte B, mosquetón pequeño y anilla, etc., etc. Incluso podemos prescindir de estos elementos y hacer dos bucles con las líneas. Como habéis visto, podemos hacer la articulación con diversos accesorios. El peso puede ser colocado en el extremo de la sección A o la B, indistintamente, pero el comportamiento de la parte flotante es distinto. Si el peso es muy superior a la capacidad de flotación del montaje, conviene colocarlo en la sección A. El movimiento del agua hará bascular bruscamente el cebo. Por otro lado, si el peso está equilibrado con la flotabilidad del cebo, colocándolo en la sección B conseguiremos un comportamiento más lento. Podemos utilizar perdigones de pesca a la inglesa, plomos específicos abiertos con goma para fijarlos, o masilla de tungsteno que podemos modelar a nuestro gusto.

CEBOS Y CEBOS

 

Con los sistemas flotantes podemos utilizar una variedad de cebos que incluso podemos combinar entre ellos. Los boilies pueden ser encontrados en su versión flotante, pero los granos no flotan. En este caso podemos recurrir al foam, a bolitas de corcho, a las piedras que utilizamos contra el cangrejo y a los cebos artificiales... ¿artificiales?, si, en el comercio podemos encontrar reproducciones de granos de maíz o de chufa, realizadas en material plástico, que son prácticamente idénticos a los naturales.

 

TRUCOS

Podemos sustituir las anillas para el montaje del anzuelo mediante el siguiente truco. Cogemos una mina vacía de bolígrafo BIC y la cortamos en secciones de 1 o 2 mm. Serán perfectas para colocarlas en los anzuelos.

Presentacion del cebo 3



Finalmente hemos llegado a la última presentación posible para nuestros cebos: los cebos equilibrados. Se trata de compensar el anzuelo con los boilies, de tal manera que tengan un comportamiento neutro en el agua, o sea, que ni floten, ni se posen en el fondo. La primera vez que oí hablar de esta manera de disponer los boilies, estaba cenando con Peter Staggs en el Hotel Guadiana, que dirige nuestro buen amigo Jose Luis Oliver. Después de una cena magnifica (tenéis que pasaros por allí si vais a pescar a Ruidera, porque no sabéis lo que os perdéis…) estuvimos charlando un poco sobre cuestiones técnicas y me explicó el fundamento de este tipo de montajes. Se trata de colocar un cebo rodeado de boilies de cebado. El pez se acercará interesado por la comida, y verá un grupito de apetitosos boilies, todos iguales, pero cuando aspire para probarlos, el boilie equilibrado con el anzuelo detrás saltará como un relámpago hacia su boca, porque será menos pesado que el resto de boilies que tiene al lado. En aquel momento, lo que me contó Peter fue toda una revelación y me motivó interiormente a saber más sobre la cuestión técnica del carpfishing. El interés por este apartado de nuestra pesca no ha menguado con los años y he intentado acceder a la mayor bibliografía posible.

EN DEFINITIVA…

 

 

Simplificando, podemos decir que se trata de utilizar un cebo que flota, y poner en el anzuelo o sus cercanías un contrapeso equilibrado con la capacidad de flotación del cebo. Si el peso se quedara corto, tendríamos una presentación flotante, que tiene sus ventajas pero que no es la solución que buscamos ahora. En la ilustración podéis ver como deseamos que quede el conjunto. Realmente el dibujo es aproximado, pues depende de cómo preparemos el cebo y el anzuelo, se levantará más o menos, o incluso estará prácticamente posado en el fondo, pero se trata de que pilléis la idea.

 

 

 

 

LOS BOILIES

Para equilibrar los boilies tenemos varias opciones que os describimos a continuación. Recordad que se trata de que tengan un comportamiento neutro.

 

  • Muñeco de nieve. Esta presentación del cebo es muy famosa y en nuestro mundillo se conoce también como “snowman”. Nosotros, como siempre, utilizaremos el castellano que para algo es más rico en vocablos. Para montar este sistema debemos utilizar un boilie normal y otro flotante. Colocaremos en el hair el flotante arriba y el normal más cercano al anzuelo. A igualdad de diámetros, suele ser mayor la flotabilidad del primero que el peso del segundo, con lo que el anzuelo quedará posado en el suelo, pero fácilmente será levantado algunos mm. Con el movimiento del agua al pasar las carpas por encima o si hay corriente, seguro que nuestro cebo trampa presenta un comportamiento más vivaz que el resto de compañeros de cebado. En cuanto a los boilies a elegir, está claro que podemos combinar varios aromas, pero yo prefiero usar el mismo. Hoy en día nuestros boilies favoritos tienen su correspondiente hermanito en versión flotante. El hair deberá ser más largo para dar cabida a los dos boilies. Está claro que no vamos a atar el boilie flotante con hilo dental, como explicamos en el artículo pasado, ya que va a ir sobre el otro boilie. En este caso vamos a pincharlo con la aguja pasaboilies como si fuera un boilie convencional.

 

  • Medio&medio boilie. Básicamente es lo mismo que el muñeco de nieve, solo que con las mitades de los boilies. Cortaremos el flotante y el normal por la mitad, cogeremos una parte de cada y los uniremos como si fueran uno solo. La teoría dice que hay que pegarlos con pegamento cianocrilato, pero yo no me fío y prefiero utilizar un poco de masilla de harina y agua que preparo en el mismo sitio. Es como si untara de mermelada un sándwich. Se puede colocar en un hair normal, ya que el conjunto no será más grande que un boilie convencional. El comportamiento del cebo será idéntico al del caso anterior, con el anzuelo ligeramente levantado del suelo.

 

 

  • Boilies taladrados y rellenados. Este método también tiene sus adeptos, que lo prefieren para casos especiales. Se trata de utilizar un punzón específico para hacer un hueco cilíndrico en el medio del boilie, que después será rellenado con un cilindro de espuma del mismo diámetro. Las principales marcas del sector ofrecen este utensilio en diversas medidas, junto con cilindros de foam de distintos colores y diámetros. Otro uso que se le puede dar es para aligerar los boilies de gran diámetro, 30 o 40 mm., que son muy pesados.

 

 

 

 

 

 

 

  • Boilies con espuma. No hay que confundir con el caso anterior, ahora hablamos de utilizar un boilie normal y colocarle arriba un cubito de espuma de la que empleamos para hacer flotantes las ristras de maíz. El hair debe ser un poco más largo también en este caso.

 

 

 

 

 

 

 

EL MONTAJE DEL ANZUELO

Con cualquiera de los métodos anteriores podemos utilizar un bajo de línea convencional, porque la misma disposición del cebo consigue el efecto de equilibrado deseado. Ahora bien, existen unos montajes nada convencionales, que nos permitirán una presentación neutra con un boilie… flotante. Consiste en hacer más pesado el anzuelo, para que equilibre la flotabilidad del cebo. Lo importante es precisamente que el anzuelo va a pesar más, con lo cual va a ser más fácil su labor: engancharse en el labio inferior de la carpa. Será más fácil que bascule, aunque esté mal orientado en la boca del pez, y que se disponga con la punta hacia abajo para clavar con eficacia.

Vamos a ir viendo estos diversos montajes, fruto de la imaginación de los pescadores:

 

  • El primer método es muy sencillo y obvio. Se trata de utilizar un bajo de línea convencional y colocar un plomo en las inmediaciones del anzuelo, a menos de 5mm. del ojal. Sería como en una presentación flotante, pero con el plomo más cercano al anzuelo, casi pegado.

 

 

 

 

 

 

  • Vamos a llevar un poco más allá la idea anterior. Ahora vamos a utilizar masilla de tungsteno que colocaremos en la parte inferior del asta del anzuelo, cubriendo incluso el ojal.

 

 

 

 

 

 

  • El montaje fakir, desarrollado por Fabien Monteil, aun va más lejos. Se trata de hacer un montaje en D, utilizando amnesia e hilo de plomo!!! En la secuencia fotográfica veis el proceso de montaje, al que solo falta asegurar el hilo de plomo con cianocrilato y pintarlo de negro para que no resalte tanto. La anilla es opcional, como veréis más adelante, nosotros no las utilizamos.

 

 

 

 

 

 

  • El último, que no menos espectacular, se trata de colocar dos plomos estratégicamente. En una sesión de pesca que compartimos con los amigos de Media Carpe en Mequinenza, Patrick Salord utilizó este sistema. El fundamento es el mismo y los dos plomos, una vez en el agua, quedan uno encima del otro, colocando el anzuelo de manera perfecta para la clavada.

Ahora vamos a plantear un problema: al colocar más peso hacia el anzuelo, en un lanzado no las tengo todas conmigo de que no se líe con el plomo y la línea principal, a pesar del antienredos. Por ello para estos casos prefiero utilizar un bajo de línea combinado, rígido en su mayor parte y más suelto en las cercanías del anzuelo. El mes pasado os damos una serie de ideas para hacer este tipo de bajos con articulación. Ahora os explicaremos como anudar directamente las dos secciones del bajo, sin utilizar anillas ni clips. Os mostramos el nudo paso a paso en la secuencia fotográfica. Hay que dar al menos 7 vueltas sobre el hilo de amnesia antes de acabar el nudo.

EL BOILIE-CLIP

Cuando empezamos a utilizar los montajes en D rápidamente nos dimos cuenta de que constituían un avance respecto al hair, pero no nos gustaba tener que utilizar anillas para sujetar el boilie, ni tener que anudar este con seda dental. Una solución era recurrir a las consabidas gomitas, que bien podían rodear el boilie o lo podían atravesar y las sujetaba con un stop. Pero las gomitas se rompen y es un incordio estar siempre renovándolas. Así que nos pusimos a pensar en otro sistema que facilitara más las cosas…. y lo encontramos. Se trataba de una pieza que cumplía al mismo tiempo la función de anilla y de sujeción del boilie; la llamamos boilie-clip.

 

 

Esta pieza la hemos ideado nosotros y de momento no la encontraréis en ningún comercio, pero podréis realizarlas con un poco de maña desdoblando y dando forma a las típicas grapas de encuadernación. En la fotografía podéis ver en que consiste este elemento y como se coloca en la “D”. No puede salirse al tener los extremos más juntos y en ellos puede ser clavado el boilie. Las ventajas que presenta el boilie-clip son evidentes:

 

 

  • Permite clavar los boilies flotantes y por el agujero prácticamente no entra el agua, ya que no hay holgura. El boilie permanece mucho tiempo en el agua sin perder su flotabilidad.

  • Es muy cómodo de utilizar. Cuando sacas la caña, tiras el boilie viejo y rápidamente colocas el nuevo. Sin moverte del sitio puedes lanzar prácticamente al instante.

  • No se utilizan anillas con lo que es más sencillo y económico.

  • Otra ventaja afecta a los bajos con hair normal. Hasta el momento preparábamos bajos con hairs cortos, para un solo boilie, y hairs largos para utilizar dos boilies, con lo cual la carpeta siempre estaba llena de bajos duplicados… Con el boilie-clip solo tenemos que preparar los bajos sencillos y si necesitamos poner dos boilies, colocamos el boilie-clip en el extremo del hair y pinchamos el siguiente boilie.

 

Pero también hemos visto inconvenientes… no todo son ventajas. El principal es pinchar un boilie que sea muy duro. Lo solucionamos con un taladro muy fino para preparar el agujero o bien apoyando el clip contra algo duro para hacer fuerza. La otra desventaja es que si el boilie es muy blando no aguanta un lance fuerte y se suelta. A esto no le hemos encontrado solución de momento. Ahora estamos buscando clips más largos, de varios cm. para hacer ristras de maíz. Se trataría de ir insertando los granos y clavar al final una bola de corcho para sujetar toda la ristra.

 

 

 

 

 

 

 

LA LONGITUD DEL BAJO

Abordamos ahora el último aspecto que nos queda por tocar de los bajos de línea. La longitud habitual de estos suele estar alrededor de los 25 cm., que es lo que prefiere la mayoría de nosotros. Pero muchas veces viene bien cambiar la longitud si no estamos obteniendo los resultados que esperamos. Normalmente, con el paso del tiempo y debido a la presión de pesca, las carpas se van haciendo más desconfiadas y ya no toman el cebo con tanta despreocupación como antes. Lo toman y si notan algo raro, maniobran un poco hasta notar el peso del plomo y con unos movimientos espasmódicos de la boca expulsan el boilie y el anzuelo. Podemos utilizar unos bajos extra-cortos, de unos 10 cm. de longitud. Al mínimo movimiento de la carpa el plomo le clavará profundamente el anzuelo y ya estará atrapada. También podemos recurrir a bajos de hasta 50 cm. que harán más difícil que la carpa, con movimientos lentos, llegue a notar el plomo… al final se alejará pensando que no está clavada y llegará la sorpresa!!! Para este último tipo de bajos resulta complicado el lance, ya que pueden ser más largos que antienredos. La solución es plegarlos en tres partes y sujetar los extremos con hilo soluble. También podemos hacer un bajo corredizo con anilla deslizante. En las fotografías podéis ver ambas soluciones.

 

Finalmente, como recurso para poder hacer más largos los bajos extracortos de 10 cm. utilizamos lo que llamamos prolongadores. Consiste en un terminal de amnesia de 30mm. de diámetro en el que hacemos un bucle en cada extremo. Como nuestros bajos llevan mosquetón, lo único que tenemos que hacer es enganchar el bajo al prolongador y éste a la línea principal.

 

 

ACABAMOS

Como dicen en los dibujos animados: esto es todo amigos!!! Esperamos que esta trilogía de artículos técnicos os haya gustado y os motive también a vosotros a que investiguéis sobre el tema. Esto es la guerra y los nuevos recursos técnicos que encontremos nos permitirán vencer la desconfianza de nuestras amigas las carpas. Si se os ocurre algo, ya sabéis, aquí tenéis unas líneas para contarlo. Hasta pronto!

HUNDIR EL BAJO

Tendríamos que hacer una visita al fondo del embalse con gafas de bucear, para ver como está nuestro bajo de línea y seguro que nos llevaríamos una sorpresa. Un bajo técnicamente perfecto puede no pescar porque… se levanta del suelo. La carpa puede detectar la línea y poner pies en polvorosa. Una buena solución es pasar el trenzado por la masilla drop-em que comercializa Kryston. Es una masilla de tungsteno mas blanda, que al rozar la línea deja material en ella y la hace más pesada, con lo que se pega al fondo.

PARA GUARDAR LOS BAJOS

Para almacenar todos los bajos de línea que hemos preparado tenemos varias soluciones que podemos encontrar en el comercio. Todas las marcas importantes, como Sert, Fox, etc., han desarrollado carpetas y utensilios diversos con este fin. No obstante, cuando vamos de ligero también podemos optar por la solución económica, que es no llevar nada preparado y una vez en el embalse preparar los bajos que nos convengan.

LINEAS…

Aun no tenemos en nuestro país mucha variedad de hilo para elegir. Conseguir fluorocarbono o amnesia de calidad puede ser difícil. Nosotros hemos encontrado estos materiales bajo la firma de Sert y la calidad nos ha parecido muy buena, al igual que muy interesante sus disponibilidad en varios diámetros. Hemos hablado con el representante en España y nos ha asegurado que podréis encontrarlo en la mayoría de comercios que ofrezcan material de carpfishing.

PARA RISTRAS DE MAIZ

Cuando queremos poner en un anzuelo con “D” una ristra de maíz y recurrimos a la gomita, puede que la tensión continua de ésta clave dentro del primer grano el stop y lo sujete mal. Para evitar este inconveniente tenemos unas arandelas que distribuyen la presión y evitan que se rompa el grano.

DESECHAR BAJOS

Cuesta mucho tirar a la basura un bajo de línea sofisticado que nos ha costado mucho esfuerzo realizar, pero si el anzuelo está en malas condiciones, por mucho que nos empeñemos no clavaremos al pez.


Aviso legal | Política de privacidad | Mapa del sitio
Kike Espi © 2012 • Política de privacidad